Idioma  English French SpanishRussian
Desde una demanda hasta el viaje

 Se puede reservar excursiones y traslados en París rápida y fácilmente!

Excursión a los Castillos del Loira

0 comentarios

65€
Excursión a los Castillos del Loira zoom
Código Producto: Service
Disponibilidad: En Existencia
Reservación
в мини гуппе:

Индивидуально:




* Дата приезда:

* Дата отьезда:

Пожелание, вопросы:



- +

Excursión a los Castillos del Loira

"Jardines de Francia", "Valle de los castillos" – cualquiera de estos epítetos convendrá a esta región. El valle es uno de los lugares más poéticos en el mundo. En esta localidad se encuentran unos 100 castillos y palacios, que no pueden ser visitados durante un día. Gracias a la excursión a los castillos del Loira desdeParís usted obtendrá una oportunidad sorprendente para sumergirse en la época del Renacimiento francés y ver las obras maestras arquitectónicas de la época con sus propios ojos.

Duración: 12 horas.

Tipo de excursión: privado

El precio no incluye: entradas

La excursión se lleva a cabo todos los días

 

Nuestras ventajas


Salida y regreso a su residencia en París

Concesión de un microbús privado con aire acondicionado y un conductor-guía profesional

Tiempo libre para dar un paseo


Horario: todos los días, excepto 01.01, 25.12

La entrada en los castillos: € 11 por término medio, hasta 18 años de forma gratuita. 

El sitio oficial de los castillos del Loira: http://loire-chateaux.org/

 

Excursión a los castillos del Loira de París en español

La excursión, que les ofrecemos, se efectua en español, durante el viaje vamos a visitar los castillos de Chambord, Cheverny, Chenonceau, la ciudad de Amboise, lo mismo que el castillo, donde habitó Leonardo da Vinci.

Un poco de historia de los castillos del valle del Loira

Mucha gente se pregunta, cuántos castillos están situados en el valle del Loira. La respuesta a esta pregunta depende de cómo se cuente y qué se considera un castillo. En este valle se encuentran algunas centenas de valores arquitectónicos, y cada uno de ellos puede ser tratado como un castillo y como una fortaleza de diferentes épocas. Cerca de 50 edificios se consideran castillos, importantes en la historia; se refieren al período del Renacimiento y la Edad Media, y la mayor parte se refiere a ruinas de castillos medievales, que prácticamente han desaparecido, lo mismo que a los castillos suburbanos del siglo 19, que en ese período eran propiedad de la burguesía.

En aquellos días, cuando las riendas del gobierno estaban en las manos de la dinastía carolingia, las fortalezas se construían, en primer lugar, con el fin de protegerse contra los normandos. Un poco más tarde, la principal razón para la construcción rápida de fortalezas eran guerras feudales. Algunas de las fortalezas, erigidas en aquellos tiempos gloriosos, alcanzaban dimensiones colosales; por ejemplo, el castillo de Chinon tiene la longitud de 700 metros, y el famoso castillo de Angers puede jactarse de tener  17 torres. Todas estas obras arquitectónicas se consideran como la quintaesencia de la arquitectura de la Edad Media.

En aquellos tiempos remotos en el valle del Loira comenzó a establecerse el régimen feudal. La dinastía Anjou de derecho era entonces la más antigua de todas las familias feudales, en su posesión eran los castillos de Amboise, Langeais y Loches. En aquel momento en el castillo de Langeais tuvo lugar la primera revolución medieval en la construcción de castillos, precisamente en esta obra arquitectónica por primera vez en la historia de la construcción de fortalezas fue erigido un torreón. El torreón es una torre alta con muros muy gruesos, que eran de forma cuadrada, y más tarde, redonda. Este edificio se utilizaba como vivienda para el propietario del castillo en tiempos de paz, y durante un asedio servía como el último bastión de defensa, si los fuertes muros del castillo habían sucumbido al asalto. Por eso el torreón se encontraba siempre en la parte central de la fortaleza. Un poco más tarde, en el siglo 12, comenzaron a construir torreones perfeccionados de forma redonda. La ventaja consistía precisamente en un diseño circular, tal muro es más fuerte y no tiene esquinas "muertas". En el siglo 15 ante los arquitectos de la época surgió un problema nuevo, era necesario construir una torre, que podría soportar fuego de artillería.

El valle del Loira en el siglo 15 sirve como un lugar de acción de la siguiente revolución en la arquitectura de la construcción de castillos. Incluso antes del comienzo de las guerras de Italia en la arquitectura de los edificios se percibía el estilo del Renacimiento. El castillo de Amboise en tiempos de Carlos VIII se sometió a la modernización en el estilo del Renacimiento. Las guerras italianas, que fueron comenzadas por Carlos VIII, trajeron aún mayor influencia de la moda para el Renacimiento, que en ese momento ya se practicaba al máximo en Italia.

Thomas Bohier comienza la construcción del castillo más exclusivo del valle del Loira en la ciudad de Chenonceau. En 1515, después de su regreso de Italia, él inicia la construcción de un nuevo castillo sobre los restos de un molino caduco, construido en la Edad Media. El molino se encontraba a orillas del río Cher, cerca de la propia fortaleza. Thomas Bohier destruyó la antigua fortaleza medieval, que antes había estado en la propiedad de la familia Marques, sólo el torreón no fue destruido. En este lugar él comienza la construcción de gran escala del castillo de estilo renacentista.

Francisco I no se queda a la zaga de sus señores feudales y en 1518 inicia la realización del proyecto de gran escala del castillo de Chambord. Invitó a Francia al gran artista y científico Leonardo da Vinci, que trazó el plano del palacio en el estilo italiano que fascina por su grandeza. El principal atractivo de este proyecto de gran escala son dos escaleras de husillo, que fueron construidas alrededor del mismo eje, pero no se cruzan.

Le garantizamos que la excursión con nosotros a los castillos del Loira será emocionante y espectacular. Usted mismo sentirá aquella gran época y podrá penetrarse de la cultura y la vida cotidiana de aquel tiempo